Meriendas Nutritivas

Llegó la hora del regreso a clases, y para muchas mamás es nuestra primera experiencia con la merienda escolar.

Aunque la merienda escolar puede causarnos un poco de ansiedad, también es una excelente oportunidad de asegurarnos que nuestros pequeños tengan la mejor nutrición posible. Siguiendo con nuestra promesa de apoyar la iniciativa de la Primera Dama, Michelle Obama “Let’s Move” con relación a nuestros Lanuguitos Hispanos, compartimos hoy con ustedes varias opciones excelentes de meriendas saludables.

¡A un lado las opciones empacadas y procesadas, y bienvenida sea la creatividad! Con un poco de imaginación podemos convertir la merienda en algo ameno, saludable y divertido para nuestros Lanuguitos.

MeriendasNutritivas_StickSandwich

 

Aquí unas ideas

  1. Pinchitos de fruta con queso. Si nuestro pequeñín necesita aun mas motivación, podemos hacer formitas con el queso usando pequeños moldes de galletas. ¿Que Lanuguito no disfrutaría dos de sus comidas favoritas presentadas de esta forma tan diferente y divertida?
  2. Mini quesadillas. Las quesadillas nos dan muchas oportunidades para combinaciones de alimentos nutritivos. Podemos agregar un sin fin de ingredientes dependiendo el gusto de nuestros hijos. Mis adiciones favoritas son maíz, habichuelas o brécol cocido y picadito. Estos ingredientes se mantienen muy bien en la lonchera.
  3. Bizcochitos. Si te gusta hornear, puedes modificar tu receta favorita para incluir frutas y vegetales como el banano, el zucchini o la papa dulce. Estos muchas veces no cambian el sabor o en caso del banano, hacen el bizcochito mas dulce y delicioso.
  4. Huevo de mil formas. El huevo es muy versátil y puede ser utilizado en la merienda en diferentes maneras. Lo puedes incluir hervido si así le gusta a tu niño, o lo puedes usar también para hacer rollitos con tortillas de harina, o para rellenar un pan pita o un sándwich con queso.
  5. Hummus (puré de garbanzos). Lo añadir tanto en un rico sándwich al igual que como salsa para sumergir vegetales crudos, galletas o palitos de pan. Es bueno recordar que el hummus tradicional contiene semillas de sésamo, a las que algunas personas son sensibles. Si lo haces en casa puedes excluir este ingrediente.
  6. Galletas de avena hechas en casa. ¿A que pequeñín no le gustan las galletas? Al hacerlas en casa podemos controlar las azucares y la grasa y no nos tenemos que preocupar por los preservativos y aditivos. La mejor parte es que puedes modificarlas al cambiar lo que les agregas– pasas, otras frutas secas, nueces, etc.

Suerte con las meriendas creativas, y recuerda de continuar la iniciativa en casa para el almuerzo.

Sobre la autora: Katherine Clase es una Mamá Pata, Dominicana Americana, residente en Miami, FL. Tiene unos bellos Lanuguitos gemelos de apenas 3 añitos para quienes cocina siempre almuerzos nutritivos y divertidos.

Deja un comentario